martes, 24 de enero de 2017

Castella & Gipsy Kings a la venta el Jueves 26 enero



Aquí anunciamos que la venta de las entradas para el festival taurino y flamenco en el que toreará en solitario el torero francés Sebastián Castella con el marco musical de los gitanos tambien franceses Gipsy Kings para el lunes 23 de enero y no se pudo dar, por eso nos contactamos con el empresario taurino y de eventos, Salomón Villafuerte,  para que nos cuente como va la organización de su "criatura", este novedoso espectáculo que verá Lima el viernes 17 de febrero a las 9 pm en Asia, al costado del Boulevard, kilómetro 97 de La Panamericana Sur. 

Te Avanzamos que las entradas se venderán desde  este jueves 26 de enero en la cadena Teleticket de Wong y Metro. 

Entrevista

¿Cómo nace la idea de este festival toros y flamenco?
inicialmente conversé con Andrés Roca Rey para hacer un festival en Asia, luego a fines de Diciembre, después de Navidad, Sebastian Castella acepta un mano a mano con él y cuando tocó cuadrar fechas el maestro Campuzano ya había cerrado un festival benéfico en España y los tiempos no daban, de ahí surge que Sebastian toreara en solitario.   Por solicitud de él mismo, esto fue en Cartagena los primeros días de enero; es ahí que se nos ocurre igualar a la gesta que lo hizo en agosto al sur de Francia de encerrarse con 6 toros en una corrida con los Gipsy Kings


Fuera de Acho es una
Gran apuesta, cuál es la razón 


La idea es dar un espectáculo novedoso y juntar rumba flamenca en vivo con toreo artístico del bueno. Dos espectáculos en uno para que interese más allá del toreo y creo que va despertar el interés del público. Es así que lo conceptuamos con un despliegue de sonido y luces nunca antes visto en una corrida nocturna por eso escogimos el Sur de Lima donde tenemos balnearios desde Villa hasta Cañete. 

Se dijo que la venta de entradas era ayer lunes 23, cuál es la razón de la demora

La demora en salir a la venta se basa en el sistema de Teleticket, ya que al ser un escenario inédito para ellos lo han tenido que implementar en sus sistema y en eso estamos, es una plaza con comodidad y la hemos dividido en  5 zonas y el sistema demora cargarlo con numeración de asientos desde la fila 5. El jueves debemos de salir a la venta en todos los locales de las tiendas Wong y Metro.  

¿Que de especial tendrá esta noche con Castella & Gipsys en Asia, que veremos?

Castella y Gipsy Kings será una noche para el recuerdo, veremos a Sebastián cuando ordene el juez la música estar acompañado por los Gipsy, obviamente al volumen de una banda de músicos en una faena de plaza de toros. Luego de la muerte de los 4 ejemplares, los Gipsy se quedan en la plaza para darnos un concierto de 30 minutos con todo el despliegue de sonido y luces.  A la gente le va encantar todo el conjunto como evento taurino,  show musical y podrán llegar a hacer los previos tendremos una zona de entrada a la plaza acondicionada con bares y comida.  

Se baraja algún apoyo en traslados para los que no tengan movilidad o no quieran manejar hasta Asia esa noche

Estamos viendo la posibilidad de contar con buses para traslado de ida y vuelta desde algún punto céntrico de Lima

Y el precio de las localidades...
De las baratas 120 general y de las numeradas 5a fila desde 250 soles y hay barreras desde 750 soles.  

Zonas de distribución de la plaza



Enviado desde mi iPhone

El Tiempo: El toro de la intolerancia

Diario El Tiempo de Bogotá

No hace muchos años, en Bogotá, los lunes después de las corridas de toros en la plaza de Santamaría –cuyos terrenos fueron donados a la ciudad por un taurino, don Ignacio Sanz de Santamaría–, el comentario del día era sobre el festejo, los toreros de turno y, en general, lo sucedido la tarde anterior en la arena.

Lamentablemente, aunque el domingo se llenó la bella plaza –que es parte de la historia bogotana– y le dejó más de 800 millones al Distrito por esta corrida, en la ciudad, en Colombia y en muchas partes del mundo primaba ayer lo ocurrido fuera del ruedo, infortunadamente negativo. Todo porque los antitaurinos, y quizás grupos interesados en otros aspectos antes que en la defensa de los animales, protagonizaron una verdadera faena de violencia.

Era esperada la presencia de sectores animalistas, porque no se puede negar que la fiesta brava tiene hoy más detractores y ellos habían anunciado su rechazo a la reapertura de la plaza, clausurada por la alcaldía de Gustavo Petro desde el 2012, aun por encima de decisiones legales.

Pero se pensaba, lógicamente, que se expresarían dentro de los cauces del respeto. Sin embargo, lo que saltó allí fue el toro de la intolerancia, cargada de agresividad verbal y física contra los aficionados, sin respetar sexo ni edades, y contra la policía, que debió contener verdaderas turbas agresivas que no solo lanzaban improperios, sino ladrillo, huevos y escupitajos a las personas. Dos uniformados resultaron heridos y hubo varios manifestantes detenidos.

Deplorable y absurdo todo aquello, pues, de paso, al tomar visos de violencia se desvirtúa la protesta de los animalistas, que es legítima. Pero no puede ser que acudan a la violencia para rechazar un espectáculo que consideran violento.

Los testimonios y los registros periodísticos indican que las cosas pudieron haber sido de una gravedad mayor, pues allí no se sentía solamente rechazo a la tauromaquia, sino que se percibía –y así lo gritaban entre iras reprimidas– un peligroso resentimiento social. Por eso, el exalcalde Petro y quienes azuzan a los manifestantes tienen una enorme responsabilidad si resuelven abrirle la puerta a esta furia, con tintes políticos, que puede terminar llevándose vidas en su embestida.

Es un asunto de respeto por las libertades y los derechos ajenos. Y todo tiene que ser dentro de la legalidad. Las leyes no excluyen a las minorías. A los taurinos les asiste el derecho constitucional, pues así lo decidió la Corte, de ir a las corridas. Y mientras ello sea así, la Alcaldía debe facilitar su realización con plenas garantías, más allá de las convicciones personales del alcalde de turno.

Los animalistas, así mismo, no se pueden dejar utilizar. Les queda el camino de las leyes, como lo vienen haciendo, y están en su derecho a la manifestación, con apego al respeto de los derechos de los demás. Si llegara el día en que nuestro ordenamiento constitucional clausurara las plazas, los taurinos tendrían que acatarlo.

Pero lo que no se puede es acercar gasolina al fuego. Hay que proteger a la gente, prevenir ya peligrosos desbordes y señalar responsables. Lo mejor es llamar a la tolerancia y al respeto.

editorial@eltiempo.com

Enviado desde mi iPhone

lunes, 23 de enero de 2017

Bitácora Bogotá día 3 un día histórico



Ciudad Santa Fe de Bogotá, domingo 22 de enero 2017


Este, hoy, era el día señalado, el motivo de mi viaje.  Estar y vivir una jornada, que no era ni fue solo estar en una corrida, sino vivir una jornada en la que viviría un acontecimiento histórico, ser parte de la historia para contarla.  Y juro por Dios que así sucedió.  Yo y el grupo de aficionados peruanos que traje en el TAUROTRIP conjuntándonos con las Peñas de Sacramento y Sol y Sombra de California, la de NY y El Clarín de Colombia, vivimos una experiencia que marcará nuestras vidas por el toro y fuera del toro.  


El día nos empezó muy temprano. En pie y ala ducha 6.30 para estar al desayuno y luego a tiempo 8 am listos para subir a la buseta, como llaman aquí a la Coaster o combi, que nos llevó hasta el tranvía de la ciudad para realizar un paseo turístico por los antiguos barrios de La Candelaria, Montserrate y Judio, paseo muy bien montado (nos llevan años luz con el turístico bus de Lima)  contándonos la historia de la ciudad y costumbres apoyado en videos y actores caracterizados de personajes de la historia que en cada esquina subían para interpretarlos, según nos los iban contando.  


Al concluir el grupo se fue al Museo del Oro y yo a buscarlo.  A recoger mi acreditación para la histórica fecha y entrar al callejón de la plaza.   Pasadas las 10 tomé un taxi para ir al coso y debí bajarme varias cuadras antes porque las vallas de metal cual parapetos y los policías a pie o en moto, impedían el ingreso.  Eso y la carrera, ósea la avenida, atestada de deportistas de fin de semana, que me obligaron a caminar a caminar preguntando por dónde para llegar y llegué. "Derecho mi señora, y a la derecha tiene unas escaleras, sube y ahí está la plaza" me dijo un amable policía con su uniforme verde fosforescente.  Y así fue.  Subo escaleras y otro parapeto y dijo que voy a la plaza.  Sigo subiendo y la divisó ahí, a la de Santamaría, y ahora sí me lo creo, el día llegó. Me dispongo a cruzar la calle y me encuentro con el matador Claudio Ronge, que había pasado por taquillas y caminaba acompañado del matador colombiano El Gino.  Sigo mi camino y entro a la plaza en busca del gerente Ronderos y voy a la oficina de prensa donde ya estaba mi acreditación esperándome.  Vuelvo mis pasos y subo, levantó la mirada y se abría ante mi el arco  neomudejar que me dejaba ver su interior.  Subí pronta y la pide ver remozada, muy bien pintada  coqueta y reluciente esperando abrir sus puertas, estado de contemplación el mío, y como yo, otros más.  Si a mi me emociona porque soy taurina, sudamericana y fue parte de la lucha mediática, imagino para los Taurinos locales lo qué sentirían en ese momento.  Bajo y empiezo a circular por su atrio y empiezo a encontrarme con los colegas y con los amigos. Rosa Jiménez de El País (España), Jorge Arturo Diaz colombiano de Burladero, Agnes Peronet de Francia y así, amigos que uno conoce y ve por las plazas del mundo y profesionales colombianos también y con todos era el abrazo y la palabra, ¡por fin estamos aquí!!   En ese andar veo que llega el empresario de Acho Juan Manuel Roca Rey y el padre de nuestro torero, don Fernando, y el apoderado también pero no alcancé a hablarles porque iban rápido al sorteo.  Qué pena pensé porque me hubiera gustado entrar pero no soy de las que fuerza situaciones.  Seguí oteando y disfrutando el momento,  cuantos quisieran estar en mi lugar... De pronto veo que corona Las escaleras que te traen de la calle al empresario Dr. Felipe Negret, como no acercarme y en persona agradecer, como taurina su lucha legal por defender nuestros derechos y conseguir reabrir para el toreo esta hermosa plaza.  "Gracias y bienvenida Magaly" fueron sus cálidas palabras, "¿vas al sorteo? Si se puede si que me gustaría le dije, pues vente conmigo, me dijo, y me uní al grupo de gente que lo seguía con el mismo fin.  Entre tanto, se le acercó el matador Perlaza, se abrazaron y le dijo: "quiero agradecerle Doctor porque sin su esfuerzo y su lucha no estaríamos aquí hoy",emotivo momento.  Y subimos unas gradas más para entrar al sorteo.  Otra vez más caras conocidas, el ganadero Juan Bernardo Caicedo y su hijo, al que conocí de muy niño y ya es un joven, que tiene a su nombre desde niño el segundo hierro de la casa y por  eso le llamaba "el ganaderito".  Rato de charla y me contaba de la imposibilidad de enviar este año ganado al Perú por las restricciones de Senasa y que además tenía vendida su temporada aquí en Colombia; otrs cara y breve charla con el apoderado de El Juli, Luis Manuel Lozano, y tambien con el maestro Campuzano, que me confirmó que estaba bien su torero.  Sorteo. Momento importante para los toreros porque primero se miran los toros, se evalúan sus hechuras y trapío, y se enlota, de dos en dos, a escribir esos números en un papelillo, hacerlos bolillos y al sombrero.  Meneó y a repartir de la suerte.  Mano de la fortuna y posterior lectura de lotes de cada torero. Su gente se vuelve a mirar los toros porque toca decidir cuál se echa primero. Vuelven los comentarios y el análisis.  "Señores, listos para decirme cuál

echan primero" dijo Ronderos, director del sorteo.  "Vamos a echar este primero le dijo al padre del torero" un toro que cansado de vernos de tumbó en el chiquero.  Antes de salir a buscar alguna opinión y digo al ganadero Caicedo ¿qué tal le parece el lote de Roca Rey? Le muestro cuales y responde bajito, creo que se llevó el lote, porque a esta hierro le embisten los astigordos.... y a de que si, que a la postre el peruano tuvo lo mejor de la tarde.  Salimos todos y vuelta a caminar para buscar un taxi que me lleve a Casa de España donde me reencontraría con el grupo.  Pero antes veo que un hombre era filmado por dos chicas con teléfonos y otros lo resguardaban del sol, leía y vociferaba un manifiesto anti, me acerco y grito, falso - mentiras solo mentiras. Al menos le malogré su grabación...


Almuerzo y alegría de todos los que ahí estábamos por lo que viviríamos y rugidos porque las llamadas a Baena eran "han cerrado tal o cual calle por los antis" con lo cual era imprescindible apurar para llegar con tiempo.  


Nos bajamos de la buseta y me separé del grupo, ellos irían al tendido por una puerta de Sol y yo caminé hasta la mera  esquina  superior del coso, con la calle 27 para ir abajo, hasta la puerta de cuadrillas en la esquina izquierda de la plaza según la miras desde abajo.  El tránsito por la calle era de lío porque la policia había permitido que los manifestantes, estuvieran en todas las esquinas superiores de la plaza, con lo violentos verbales y agresivos gestuales que son, dejaron que nos llegaran a las narices a los Taurinos que solo íbamos a un espectáculo permitido por la ley.  Pues la Policia instaló los parapetos haciendo un estrecho callejón para los asistentes y dejando la calle entera para los violentos anti taurinos, que indultaban con palabras de todo tipo de calibre, donde asesina y zorra era lo más suave. Y eso le caía a mujeres, niños y jóvenes tanto como a hombres o adultos mayores. La sensación que me dejaba era que los cuidaban a ellos que no se excedieran en agresiones físicas,  y no que hicieran respetar nuestros derechos.  


El caso es que demorándome en bajar porque se hacían piñas en las puertas de ingreso a los tendidos, llegue calle abajo, otro parapeto y revisión de bolsos para entrar a la zona del patio de cuadrillas con boletas en mano.  Fácil luego el ingreso con doble control y en el momento me encontré con el empresario ecuatoriano Pablo Salazar.  Una vez adentro, selfies de rigor, entre ellos uno entrañable con un abogado que me llamó "compañera de lucha";  de ahí  el lógico vocablo "suerte" a toreros y todos los que apostados en ese patio porque también entraremos a ruedo y callejón y es menester recurrir a ella.   En una pared el letrero "boletas agotadas" y oigo al gerente Dr.  Negret que le dice a Roca Rey, último en entrar, nos tomamos una foto aquí Andrés.   Hora de coger ubicación, la mía en Sol, burladero 22, lo bueno que e o Sol molestó hasta el toro 3o y que estaba muy cómoda, enfrente todos apretados.  A mi izquierda el maestro César Rincon en transmisiones de RCN y su padre en burladero y a quien tambien saludé.   La corrida te la conté en la crónica pero lo que si debo dejar aquí constancia es de la salida.  

Tras conseguir una foto de la puerta grande del peruano le dispuse a salir y era un gentío el que lo esperaba hasta verlo subir en la furgoneta.  Intenté filmar pero el tumulto y los choros, a pesar de estar al lado dos motos con polis, un joven gritaba a un fulano "ladrón, ladrón, devuelve el celular, me has robado, ladrón" pero ni el policía ni el ladrón o supuesto ladrón se inmutaban.  Visto lo visto a salir de ahí.  Salió la furgoneta de Roca Rey entre aplausos y gritos de torero torero y yo a buscar un espacio en el maremagno de gente para ir calle arriba cuando todos iban calle abajo. Porque? Porque el punto de reunión era arriba en la 26 y los otros iban abajo a la 7a donde un poli con megáfono enviaba "está libre, circulen a la 7a".  En fin, costó pero subí, sorteando susto, gente y posibles choros, pero una vez arriba una fila de policías antidisturbios apostados no permitían la entrada a la  calle 26 con lo cual tuve que abortar el plan y tomar la ruta de la izquierda sin saber cómo encontrar a mi grupo y menos hacia donde me estaba dirigiendo.  Cada paso que daba más peligro sentía, los antis apostados encima nuestro y los policía diciéndonos "favor contra la pared" a nosotros nuestro estrecho callejón y a ellos toda la calle para transitarán insultando y agrediendo verbalmente, con los brazos agitándolos como queriéndonos provocar para que ellos pudieran empezar a los golpes, no había más que seguir y seguir sin mirarlos aunque ganas no me faltaban de contestar.  De tanto en tanto volteaba y les veía los ojos, desorbitados, llenos  de furia irracional contenida a punta de desbordarse de no ser por la policia.   Violencia asesina sin duda.  


Seguía asustada calle adelante y caminando por la cuarta cuadra ya sin policías me preocupé. Siento que alguien me seguía, miro por él rabillo del ojo y veo una bota de vino, uf este es taurino, me dije, no hay problema.  Le pregunto dónde puedo tomar un taxi y me dijo, aquí difícil, si usted quiere vamos al lado de un policía y ahí veo de pedirle un uber, gracias le contesté y me dijo, nada más déjeme entrar en esta tienda y pedir una bolsa para esconder esto (la bota de vino) porque donde nos vean con ella corremos peligro.  Y así fue, solo que  blanca poco escondía y le dije, mejor cuélgatela cruzada bajo la casa a y así la escondes. En el camino pasamos frente a una delegación policial que bajo y al costado de sus escalera de ingreso tenían decenas de manifestantes gritando a todo el que pasaba en frente y nunca fueron detenidos.  El colmo.  


Una cuadra más abajo encontramos un policia en moto que nos dijo que era difícil encontrar taxi por ahí y mejor seguir andando hasta la 7a. Para eso nos faltaban varias, muchas calles medio peligrosas.   Un par más y "volteamos aquí" me dijo mi ángel de la guarda enviado por mis santos Judas, Martín, Rosa y Carmen, estoy segura, "más allá no me gusta llegar a ese parque".  


Felipe Gómez era su nombre, le conté que yo estaba metida

en esto de la información taurina hace 20 años y que había venido por la corrida y me dijo que seguía las noticias de Burladero.  Caminamos tres cuadras más y llegamos a la 7a y cuando pensábamos que haríamos porque los taxis pasaban llenos, oímos voces y era  un pleito en la siguiente esquina, unos antis en bici agrediendo a un señor mayor que esperaba su taxi con su familia y su pecado era llevar una silla de esas que usas en los toros; qué les dirían que el señor empezó a defenderse y ese par de desadaptados emprendieron fuga, pero la chica seguía vociferando en su salida calle arriba.  


Felipe me preguntó ¿pero a donde tiene que ir? A la Casa de España le dije, Google le dio la dirección, buscó en el mapa y me dijo, si se anima a andar nos faltan unas 6 cuadras y la dejo en la puerta y luego yo me tomo en Transmilenio, un bus como el

Metropolitano de Lima.  Estaba por aceptar, cuando veo caminando a mi querido amigo Cabello, ahí está mi amigo le dije, como para que no se preocupara y no se sintiera más obligado a retenerlo de su vuelta a casa porque el bus lo tenía enfrente.  Cabello nos contó las peripecias y peligros y agresiones que vivió al entrar a la plaza y de las cuales Felipe tambien había sido objeto, de escupitajos e insultos, con lo cual al final mi entrada al coso había sido "de rosas". Aunque puestos a contar debo decir que de todos los antis con los que me topé los krishnas fueron los más tranquilos, solo cantaban, no sé qué pero cantaban.  El bus lo tenía enfrente pero Felipe decidió que nos seguiría acompañando así es que seguimos caminando  y charlando de la experiencia vivida, "qué pena con ustedes y los que nos visitan que pasen por esto", una pena que ciudadanos que pagan sus impuestos no puedan vivir con seguridad y tranquilidad su espectáculo favorito.  Y es que esta violencia asesina y fundamentalista disfrazada de antitaurinismo,  a mi, como les dije a mis compañeros de ruta, solo me deja claro que una parte esta sociedad está enferma, contaminada o envenenada o fanatizada de intolerancia, que hoy van por los Taurinos y mañana pueden tambien ir por cualquier otro objetivo con armas en mano.


Cuando ya creíamos que estábamos a salvo y en destino, oímos un griterío en medio de un parque tras del cual estaba la Casa de España.  Un grupete de sediciosos antis agregan a otro grupo de Taurinos con la policia apostada a media cuadra les importó un bledo.  Llegó la policia y escoltó a los aficionados, cruzamos nosotros de lejitos porque la loca gritaba y lloraba con insultos sin víctima y el hombre la abrazaba para que se calle.  Al rato veo que "la víctima" vivía con más policías dé antidisturbios para detenerlos.  Subimos y nos dispusimos a celebrar que a pesar de ellos y de sus políticos los toros habían vuelto Bogotá y del triunfo del peruano, una puerta grande histórica sin duda, compatriotas vitoreando y con banderas como si Peru campeonó en algo, no sé si futbol, pero el sentimiento era similar.  Vuelta al hotel y un momento de charla y champán con mis amigas, Risalvina, peruana presidenta de la Peña Sol y Sombra de San Francisco, California, y Lidia Ackerman del Club Taurino de NY comentando la experiencia y de ahí a la cama que mañana toca vuelta a Lima aunque ellos siguen de tour taurino por las ganaderías de Santa Bárbara y Las Ventas del Espíritu Santo, que envidia.  


Pero no queda más que reflexionar que esto que vivimos hoy no es protesta por ideología ni principios, ya tiene otro nombre, es un delito, son sujetos insanos, sediciosos, fanáticos capaces de cualquier cosa.  Lo que mezclado y azuzado por los políticos, aquellos vestidos de guerrilleros que hace no mucho empuñaban fusiles para matar y luchar contra el sistema democrático de este país, han creado un monstruo de mil cabezas con la mente y el alma enfermas de resentimiento y frustración social. 


Pero si esto tengo que pasar para ver toros en Bogotá y en su plaza de Santamaría, lo vuelvo a hacer. Regreso. De hecho me estoy pensando regresar para la del 12 con Medellin antes.  Dios dirá. 




Enviado desde mi iPhone

domingo, 22 de enero de 2017

Roca Rey a hombros en la reapertura histórica de Bogotá


El peruano hizo vibrar a los aficionados que agotaron el papel en la de Santamaría que se abrió al toreo
Oreja para Luis Bolívar; El Juli vuelta al ruedo 
El encierro de Ernesto Gutiérrez fue terciado y noble
Plaza de Toros de Santamaría en Bogotá reabrierta el 22 de enero de 2017 - Foto Lamiura




@magalyzapata desde Bogotá, domingo 22 de enero 2017.  

El primero fue el toro de la reapertura y confirmación "Libertad" se llamó, con poca fuerza pero noble y con clase al embestir, el peruano desplegó su  variado repertorio capotero,  entregado y con arrojo en muleta con la que enganchó por delante con frescura y esa nueva expresión que ha puesto en uso, que son su sello, pasarse al toro en cambiados cuando no hay lógica ni distancia adecuada y pone a los tendidos en el !ay! . Alargó  el final y enfrió a un sector del público que tras la espada entera en buen sitio pero como demoró en caer  tuvo que hacer uso del descabello, la cosa se enfrió y la pañolada no fue unánime.  Aunque demoró en sonar la música a pesar de los oles, la plaza estuvo esperando su debut en la de Santamaría y estuvo entregada con su toreo.  Vuelta. 

El segundo  de Ernesto Gutiérrez que tocó a El Juli fue mansurrón, buscaba la salida mirando tablas, de ahí que no hubo historia en el capote y tampoco en muleta porque el toro arreaba sin entrega y sin recorrido.  Espada trasera y tendida.  Pitos en el arrastre y silencio. 

Luis Bolívar con el tercero dejó patente a qué venía, estuvo muy torero, en el andar y el hacer, entregado en la larga de rodillas y mecido en las verónicas y suave y templado con la muleta toreando la noble embestida y sujetándola con mucho gusto y hondura especialmente por el izquierdo.  Enorme cuando pegó el circular y lo engarzó con el natural que cobró una dimensión en 360° y aunque la  espada cayó entera, algo tendida,  pero que bastó, sólo le concedieron una oreja.    

Julián salió a demostrar que es el número 1 o al menos  así lo quiso demostrar al brindar desde el corazón, con el índice al cielo.  El toro tuvo nobleza pero no calidad y tampoco mucho recorrido.  Había que esperarlo y lo hizo, primero enganchándolos adelante y luego retrasado pero todo con suavidad y temple.  Torero torero le dijeron. Lamentablemente falló con el acero, pinchazo hondo que fue suficiente pero no para trofeo. Saludó ovación y fue forzado a pasear el anillo. 

Luis Bolívar pecho con un noble soso que hizo 5o y al que le enjaretó tres largas cambiadas, también lo entendió porque le dio pausas y aplicó temple pero no terminó de conectar con algún sector, y la faena se vino a menos como el toro,  envasó la espada entera y tendida, descabello. 

Roca Rey cerró la tarde y devolvió los trastos a su padrino de confirmación.   El suyo fue un soso esaborío, sin recorrido,  y se lo inventó.  Primero con sus conocidos artIficios, cambiados, arrucina, etc y luego ajustándose al toro y toreando de verdad,  suave,  muy despacio, con temple y mucha cadencia,  tanto hizo y tan bonito que hasta los que vociferaban arriba mio en su contra en el primero, depusieron sus armas, ellos y toda la plaza en pie aplaudiendo al limeño de fina y torera estampa que enloqueció a los bogotanos.  Pinchó y envasó entera y a pesar de ello, le dieron las  dos porque  la petición fue abrumadora.  No quiero ni imaginar, lo que será su vuelta el 12 de febrero, su reto será agotar el papel, como hoy.

Tarde histórica en la que se agotó el papel, con masiva presencia de los importantes medios internacionales y con tremendo resguardo policial en las calles aledañas, desde muy temprano, durante las faenas se oían bombardas de  gases, imagino que por los antis en la manifestación callejera, pero a cada cañonazo los aficionados a coro correspondían con  un olé  rotundo y al unísono que remecían los cimientos de la De Santamaría.  Salir fue un "jugarse el tipo" a cada paso, a pesar de la policía,  porque esos  enfermos mentales,  violentos y agresivos nos arrinconaban contra la pared, con los verdes de por medio.  

Dios no quiera que esto sea alegría de un día..  Me cuentan que esta semana el Constitucional deberá votar una ley de protección animal, lo que prohibiría toros, gallos, corralejas, y otras tradiciones de esta tierra y al parecer la cosa está peleada en votos por nuevos magistrados del otro bando.   Por ahora, a vivir el hoy, y eso es que esta importante plaza en América y la primera de Colombia se reabrió al toreo y en grande.  



Enviado desde mi iPhone

Bogotá el lote de Roca Rey

















Este va primero Roca Rey abre corrida porque confirma



Enviado desde mi iPhone



Enviado desde mi iPhone

Bogotá 11.30 El Sorteo





































Enviado desde mi iPhone

Bogotá 10.30 am visita y acreditación




























Enviado desde mi iPhone

sábado, 21 de enero de 2017

Bitácora Bogotá, día con historia

 

Bogotá, 21 de enero 2017


Saliendo de la Finca La Holanda y a fuerzas que resta más de una hora de camino hasta el hotel se me antoja empezar a reseñar las últimas 24 horas hasta esta, 18:26 del día 2 de este viaje de turismo taurino que emprendí con paisanos hasta Bogotá. Y digo "las últimas 24 horas" porque la noche de anoche disfrutamos de una cena de integración taurina, compartiendo mesa y charla con el maestro César Rincón, el ganadero Don Carlos Barbero, aficionadas de los EEUU y Ecuador y tambien de varias peñas colombianas, siendo El Clarín la anfitriona con el Dr. Edgardo Baena a la cabeza.   Que la situación de la fiesta en Colombia, y en especial de la ganadería, y de como la situación política e impositiva está afectando las economías... terciando con lo propio para matizar.   


Este día empezó temprano saliendo en bus para la ganadería legendaria por ser la más antigua de aquí, 1920 fue cuando don Ignacio Sainz de Santamaría trajo los primeros toros de casta desde España con el hierro del Duque de Veragua.  Algunas cabezas de esos toros aún se encuentran en el antañón patio de la casa.   Y venimos para vivir un exclusivo festival con toros de esta casa ganadera que lucieron divisa de luto por la reciente partida del padre del actual ganadero, don Fermín Sainz de Santamaría.  Los vínculos de la historia taurina de esta tierra partieron de esta casa, por lo ya anotado y porque fuera aquel taurino que descartó lidiar sus productos de casta y construyó la plaza de toros que mañana se reabre para el toreo.  Lo hizo entre los años 1928-1931, plaza que cuando estuvo en manos de uno de sus herederos, José, decidió canjearla por deudas al gobierno municipal y es desde entonces que el coso "De Santamaría", que así se llama y no como nos hemos mal acostumbrado a denominarla "la Santamaría", pasó a ser propiedad municipal de la ciudad de Bogotá.  


Día de historia porque además de lo reseñado hasta aquí hemos visto lidiar sangre y casta escasa en el  mundo, la sangre Contreras, traída desde España vía Hermanos Peralta en 1979.   Bonitas hechuras, bajos y armónicos, con un colorado que dio la mejor pelea en el caballo y tuvo faena larga en muleta.  Estos no son tontos, si dudas, se orientan, siempre pronto y aprovechar pronto lo que traen dentro.   Un lujo poder disfrutarlos.  Tanto como haber visto a un "futurible" en Julian Páez de 14 años pero que lleva en su ADN esas maneras rinconeras en el adelantar mucho la pierna, y el brazo para enganchar alante, pero lo suyo además es la fácil conexión con el público, sangre ligera que decía mi abuela.  Mientras esto, yo pensaba y lo pedí y lo conseguí, la divisa de luto porque simbolizará el recuerdo de don Fermín, la historia de su casa ganadera y la de la reapertura de la plaza de toros que aún lleva el nombre de su familia.  


Esta noche nos toca vallenato y mañana el gran día para vivir La Libertad taurina en Bogotá. 




Enviado desde mi iPhone

Finito acaba de concretar Cutervo 2017



Finito de Córdoba  nos informó que recién hace unas horas cerró su participación para la Feria de Cutervo 2017.  

Juan Serrano Pineda es de los pocos toreros que en la actualidad interpreta el toreo de profundidad, gusto y colocada torería.  

Firmó hace unos años, en el 2009,  la mejor faena de su carrera en Acho, cuando vestido de palo rosa y azabache, con el primero de la tardeen la que volvió José Tomas a Lima, rozó la gloria del arte en su más sublime expresión y mereció el doble trofeo que no fue concedido.  

Otra de las tardes importantes la firmó con otro toro de Roberto Puga, este se llamó Bodeguero, era el año 2000, lo toreó hondo y profundo, templado y cadencioso, al que le cortó las orejas y lo puso como firme candidato al Escapulario que fue a manos de Ponce. 

Ahora le toca a los aficionados de Cutervo apreciar y degustar el fino toreo del  torero cordobés. 

Enviado desde mi iPhone

Finito acaba de concretar su participación en Cutervo 2017

Foto Agustin

Fino




Enviado desde mi iPhone

viernes, 20 de enero de 2017

Bitácora Bogotá de la Libertad


Desde Bogotá, Viernes 20 de enero 2017


Y por fin estoy en Bogotá para ver toros. Lo que, quienes estuvimos activos en la lucha mediática -aunque de lejos- porque esto sucediera, deseábamos.  Partir el brazo a los lobos antis disfrazados de corderos políticos que hace 5 años privaron arbitrariamente de la libertad a los Taurinos de ver su espectáculo favorito en la capital de su país y a las americanos, sudamericanos, de un destino geotaurino importante que por la calidad de sus ofertas nos hacía tomar un avión y dejarnos llegar a vivir la fiesta de toros en esta tierra.   


La gestión y la lucha no fue fácil, pero estuvieron delante los empresarios de la Corporación, los toreros -como no recordar a los novilleros en huelga de hambre amarrados a su plaza- de aquí y de fuera, y los aficionados del mundo para conseguir lo que viviremos el domingo.  


Por fin.  La plaza de toros Santamaría está recuperada para los toros.  Y esto es y se siente y se vive como si un soldado recuperará una cabecera de playa perdida en batalla.  


Y los colombianos la han recuperado y con ello su libertad de vivir una Tradición. Y lo Taurinos hemos recuperado para el toreo, arrebatado de las fauces del lobo, por derecho por hecho, un recinto que desde este domingo será más que una plaza de toros, será tambien un monumento a la Libertad, porque con el uso del derecho se recuperó la libertad para opinar, para circular, para estar, para sentir, en suma para vivir y en legalidad. 


Acaso sea lo de la Santamaría un presagio a lo que puede suceder en Barcelona.  Ambos cosos serán los hitos libertarios Taurinos de la vida en democracia con respeto al derecho y la tolerancia  


Viva Colombia taurina

#lostaurinossomos1

#temporadadelalibertad

Así te veré el domingo 22

Bitácora Bogotá de la Libertad


Desde Bogotá, Viernes 20 de enero 2017


Y por fin estoy en Bogotá para ver toros. Lo que, quienes estuvimos activos en la lucha mediática -aunque de lejos- porque esto sucediera, deseábamos.  Partir el brazo a los lobos antis disfrazados de corderos políticos que hace 5 años privaron arbitrariamente de la libertad a los Taurinos de ver su espectáculo favorito en la capital de su país y a las americanos, sudamericanos, de un destino geotaurino importante que por la calidad de sus ofertas nos hacía tomar un avión y dejarnos llegar a vivir la fiesta de toros en esta tierra.   


La gestión y la lucha no fue fácil, pero estuvieron delante los empresarios de la Corporación, los toreros -como no recordar a los novilleros en huelga de hambre amarrados a su plaza- de aquí y de fuera, y los aficionados del mundo para conseguir lo que viviremos el domingo.  


Por fin.  La plaza de toros Santamaría está recuperada para los toros.  Y esto es y se siente y se vive como si un soldado recuperará una cabecera de playa perdida en batalla.  


Y los colombianos la han recuperado y con ello su libertad de vivir una Tradición. Y lo Taurinos hemos recuperado para el toreo, arrebatado de las fauces del lobo, por derecho por hecho, un recinto que desde este domingo será más que una plaza de toros, será tambien un monumento a la Libertad, porque con el uso del derecho se recuperó la libertad para opinar, para circular, para estar, para sentir, en suma para vivir y en legalidad. 


Acaso sea lo de la Santamaría un presagio a lo que puede suceder en Barcelona.  Ambos cosos serán los hitos libertarios Taurinos de la vida en democracia con respeto al derecho y la tolerancia  


Viva Colombia taurina

#lostaurinossomos1




Enviado desde mi iPhone

jueves, 19 de enero de 2017

Tauropolis: Para que digan que toros no importan... compran derechos de tv

Informan hoy los medios que
Javier Tebas Llanas, hijo del presidente de la Liga de Fútbol Profesional, sale al mercado para hacerse con los derechos de televisación de los toreros. Si esto sucede es porque encuentran negocio en ello. Para que digan ahora que los toros no importan. Importan y mucho, allá y acá.

Aplausos: La intención de Tebas es la compra de los derechos de imagen a los principales toreros, ganaderías y empresas para después revenderlos a las televisiones... El pasado 2 de diciembre Tebas Llanas creó Tauro Broadcast, empresa cuyo objeto social es la producción, distribución y retransmisión de eventos y espectáculos y compra-venta de derechos audiovisuales. A través de ella gestionaría los derechos en la negociación con las televisiones. De hecho, hace días que corre el rumor de que han empezado las negociaciones con los empresarios de plazas más importantes.

Me pregunto: Será espacio que quiten a Movistar (TorosTV) que retransmitía varias ferias importantes? O es que de plano ya se quitaron...

En todo caso, es un hecho que alborota las aguas del tranquilo estanque taurino.

Enviado desde mi iPhone

miércoles, 18 de enero de 2017

Feliz cumpleaños Lima

Lima fue fundada en 1535, hoy celebra 482 años de su fundación española.

FELIZ CUMPLEAÑOS LIMA

A propósito de la fundación española de Lima en el año 1535, cabe recordar que la primera corrida de toros en esta ciudad se dio, según don Ricardo Palma y en un lugar de su obra "Tradiciones Peruanas", dice que fue en 1538 celebrando la derrota de los Almagristas, otra versión apunta que la primera corrida se dio un lunes 29 de marzo de 1540 por la consagración de óleos, según cuentan libros narrativos e históricos del clero. Los toros en Lima son una Tradición tan antigua como la misma ciudad de los Virreyes.






Enviado desde mi iPhone



Enviado desde mi iPhone